¿Estamos conectados?

Blog - Conexión entre personas

Mindfulness y tecnología

En un mundo globalizado donde estar conectados es imprescindible, hemos pasado de salir a la puerta de la calle para hablar y relacionarnos con el vecino, a mandarle un mensaje de WhatsApp a la persona con la que compartimos nuestro propio hogar.

Nada más levantarse, lo primero que hacen ocho de cada 10 españoles es abalanzarse sobre su móvil. Desde que el teléfono móvil apareció, el uso del mismo ha generado adicciones que se manifiestan en el comportamiento, y que incluso son mayores a las vinculadas al consumo de sustancias.

Mindfulness nos ayuda a observar nuestros comportamientos, y por tanto una forma de practicarlo, es tomando conciencia del grado de adicción y dependencia que tenemos de la tecnología. Te invito a que reflexiones con las siguientes preguntas:

  • Cuando estas con tus amigos y familia tomando algo, ¿miras el teléfono y alguna red social?
  • ¿Eres incapaz de salir de casa sin tu teléfono?
  • Cuando publicas algo en alguna red social, ¿cuántas veces miras el móvil para mirar los “me gustas” que recibes?
  • Cuando estás haciendo cola. ¿miras tu móvil?

Lo confieso, a mí también me pasa. No obstante, si sientes que te gustaría conocer un poco más sobre esa persona que habita tu cuerpo, las que habitan tu hogar o las que te rodean como amigos o compañeros trabajo, esa quizá no sea la mejor forma.

6 ideas para conectar desconectando:

  1. Busca tus tiempos de silencio tecnológico. El día tiene muchas horas, si consigues desconectar un tiempo al día podrás notar que tu mente echa muchísimo de menos el teléfono y el ordenador. Posiblemente puedas descubrir cosas sobre ti durante ese tiempo.
  2. Come sin mirar tu móvil. Utiliza ese tiempo para atender lo que estás comiendo o disfrutar la conversación de aquellos con los que la compartes.
  3. Aplica el triple filtro de Sócrates cuando publiques en las redes sociales.
  • ¿Estas absolutamente seguro de que lo que dices es cierto?
  • ¿Es algo bueno lo que vas a decir?
  • ¿Servirá de algo que lo compartas?, ¿es útil?
  1. Observa cuando entras a las redes sociales. Puedes poner un horario concreto para navegar por ellas, ver el número de veces que entras y el tiempo que estás surfeando sin un propósito específico.
  2. Busca con conciencia. Observa si te dejas llevar de una página a otra, olvidando lo que ibas a buscar. Cuando estés haciendo una búsqueda por Internet sobre un tema, presta atención a un objetivo concreto y mira siemplemente lo que buscas.
  3. Usa un despertador y ¡deja el móvil! (yo tengo uno que me encanta y que me costó 5 euros). Deja que tu despertar te permita conectar contigo, sin mirar instintivamente el teléfono. Aprovecha el silencio de la mañana.

El movimiento se hace cada vez más grande, de ahí aparece una nueva tribu social: los desconectados. Personas que deciden abandonar internet para abrazar la vida real. Son personas sin perfiles en redes sociales, que tienen teléfonos sin conexión a internet… Incluso llegan a las escuelas, escuelas Waldorf que prohíben a sus alumnos el uso de las nuevas tecnologías y algunas de las cuales se encuentran en Silicon Valley. Allí, los niños de los ejecutivos de Google y Apple aprenden a vivir sin ordenadores, sin tabletas o sin tele.

El espíritu del hombre debe prevalecer sobre la tecnología. Albert Einstein.

Aprovecho para publicar la foto que hice a través del escaparate de una galería neoyorkina de la obra del artista B.D. White. Artista callejero, que estando en silla de ruedas, ha creado arte por la ciudad. Describe su trabajo como “vandalismo consciente”, haciendo la ciudad más bella una superficie cada vez.

DSC_8286 copy.JPG
«Hashtagger Statue» B.D. White

Su crítica a esta sociedad donde claramente toma como referencia la escultura “El pensador” de Rodin nos viene bien para reflexionar hoy.

“Desconectar de la tecnología para reconectar con nosotros mismos es absolutamente esencial para la sabiduría.” Arianna Huffington

Espero que os haya sido de utilidad.  ¡Seguimos en contacto para vivir momento a momento, aquí y ahora con Plenicidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *